¿Qué es el sexo tántrico?

La mayoría de las personas han oído hablar del sexo tántrico. ¿Pero qué se esconde realmente detrás de este concepto? ¿Y es similar al Kamastura? ¡Tenemos los datos más importantes sobre este tema!

Muchas personas creen que el tantra es simplemente una práctica sexual proveniente de la India. Pero esto no es así. El término «tantra» se traduce como «instrumenteo para expandir la conciencia». En el sentido más amplio, consiste en combinar los aspectos mundanos y espirituales de la vida y en la unión de los principios masculinos y femeninos. Por tanto, en esta práctica la sexualidad también desempeña un papel importante. No obstante, ¿entonces, qué es el sexo tántrico?

El sexo tántrico no comienza con la penetración mediante el pene. Todo lo contrario: el sexo tántrico comienza ya con los juegos preliminares. Sí, incluso antes del primer contacto físico. Consiste en la acumulación lenta pero constante de energía sexual durante un largo período, lo que significa que para el sexo tántrico hay que tomarse tiempo.

Entonces, ¿no es simplemente sexo lento? No, no necesariamente. Por ejemplo, el sexo tántrico incluye ejercicios meditativos que despiertan la percepción del propio cuerpo para poder sentir más intensamente el contacto físico con la otra persona. No obstante, y ante todo, para el sexo tántrico es indispensable el masaje tántrico de cuerpo entero.

¿En qué consiste el masaje tántrico?

En este caso, el principio más importante sigue siendo: ¡hay que dedicarle tiempo! Crea una atmósfera relajante, tal vez con un poco de música, velas o incienso. Los masajes también son recomendables. Los dos estáis desnudos y descubrís el cuerpo de la otra persona con las manos. Idealmente, uno después del otro. Así, las corrientes de energía comienzan a fluir y la energía sexual aumenta.

Ahora céntrense en el siguiente paso: en el masaje yoni, la zona íntima de ella debe acariciarse y estimularse ampliamente y con suavidad. Por ejemplo, mediante movimientos circulares y golpecitos alternantes podéis estimular los puntos de placer de la vagina. Por otra parte, el masaje lingan se centra en la zona íntima del hombre. Se acarician el pene y los testículos con movimientos lentos y se masajean los puntos de presión para que pueda retrasar aún más su orgasmo.

La unión: la conclusión del sexo tántrico

Ahora, yoni y lingam se unen. En otras palabras: sus cuerpos se fusionan. Pero no con un juego rápido de «mete-saca». Busca una posición en la que puedan mirarse profundamente a los ojos. Muévanse y hagan el amor de forma consciente. No tengan miedo de realizar pausas, ya que pueden ser bastante placenteras. No se concentren en el clímax, porque esto no es lo importante en el sexo tántrico. Concéntrense en sus dos cuerpos, el tuyo y el de la otra persona. Sientan lo que ocurre en su interior. En el sexo tántrico, lo importante es la atención: el camino es el objetivo (incluso cuando esta práctica puede proporcionaros múltiples orgasmos).

¿Y qué es exactamente el yoga tántrico?

No hay duda de que el tantra describe una práctica sexual erótica. No obstante, este término también se utiliza para una corriente del yoga. Más concretamente, en el kundalini yoga. ¿Pero qué se esconde exactamente tras esta filosofía?

La base es la filosofía Shiva-Shakti, que describe la polaridad del universo. Shiva es el símbolo masculino de la conciencia y se considera pasivo. Shakti es el símbolo femenino de la energía y es activo. Hay tres tipos diferentes de yoga tántrico…

Los tres tipos de yoga tántrico

1. Tantra blanco

El objetivo: la purificación. El tantra blanco consiste en volver a «abrirse» al flujo de energía y en purificar el subconsciente, ya que se cree que la mente deja que muchos pensamientos se filtren hasta él. En el tantra blanco se practican principalmente kundalini yoga y meditación; por lo general, en pareja. De esta forma, se disuelven las estructuras de pensamiento arraigadas y los bloqueos de energía.

  1. Tantra rojo

El tantra rojo consiste principalmente en la purificación sexual con la pareja como acto energético. En pocas palabras, se trata de una fusión de las energías. Estas prácticas energéticas aumentan el placer sexual y la percepción del deseo. El tantra rojo también puede ayudar a algunas personas que tienen problemas para alcanzar el orgasmo.

  1. Tantra negro

El tantra negro también tiene la capacidad de dirigir las energías. No obstante, como ya sugiere su nombre, el tantra negro es la forma «mala» del yoga tántrico y, a menudo, se compara con la magia negra. Se utiliza para manipular a las personas y sus pensamientos, así como para alcanzar objetivos egoístas, como dinero, fama o poder.

Ponlo en práctica y disfruta al máximo en pareja.

Fuente: O*Diaries

Comparte con tus amigos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram