Sexo en Halloween

¿Te preguntas por qué hay que tener sexo en Halloween? Podría embarcarme en la narración de un montón de anécdotas en torno a la historia de la víspera del Día de Todos los Santos, pero eso no va a hacer que lo pases de escándalo. Por ello, voy a contarte lo que funciona y lo que no. Este es mi cometido: darte consejos sobre tu disfraz, la actitud y los mejores juegos sexuales (no te los pierdas) para que, ya sea en pareja (parejas o grupos) o a la caza de un ligue, Halloween quede plasmado en tu retina como la noche más sensual del año.

De entrada, tienes que ser una bruja o un brujo que hechice desde el primer conjuro y la magia del sexo nazca de los sortilegios más extravagantes y sensuales que siquiera tus fantasías hayan contemplado. Aunque, si te parece exagerado, también puedes ponerte el típico disfraz de Scream, comprar un cuchillo de plástico y hacer el misionero cuando vuelvas a casa…

Sexo en Halloween: disfraz sexy

Para empezar, unos consejos básicos por si alguien anda despistado.

Atuendo clásico: Puedes vestirte prácticamente de lo que quieras… si eres mujer, y partiendo de la base de que el disfraz de fantasma no es opción seria para nadie. Chicos, me da igual que sean seguidores de The Walking Dead; la mayor parte de las personas que conozco no tiene a un zombie en la cama por fantasía. Si estan carentes de ideas, los vampiros son el referente del sexo, desde siempre y por toda la eternidad. Vayamos al grano:

Bruja, vampiresa, monja, Catwoman, policía, enfermera, diablesa o pirata. Blusas ceñidas, faldas cortas, pantalones de cuero (¿tengo que decir “ajustados”?) y tacones altos, muy altos. Por cierto, para todos estos disfraces, incluido el de monja, existen maravillosos corpiños a juego.

Con respecto al género masculino, como ya dije, un elegante vampiro. Aunque, dependiendo de la percha, un policía, un pirata, o incluso, un cura al que confesar “malos pensamientos” pueden ser buenas elecciones. El maquillaje y –en su caso– la máscara, lo más sutiles dentro de lo posible, por favor.

Disfraces innovadores: hay muchas nuevas ideas a este respecto. Y, como siempre, las hay terribles y magníficas.

Si no quieres tener una noche de lujuria, puedes pasar un buen rato con un disfraz interactivo (mamógrafo, detector de alcohol en sangre, máquina de videojuegos, etc), vistiendo como algún meme.

Pero si deseas tener buen sexo en Halloween, puedes atreverte con disfraces que emulen a personajes de videojuegos, series o películas preferidas. Todo es sexy, si se quiere ser sexy… Y aunque también depende de los gustos de tu pareja (o parejas), he comprobado que hay algunos con más potencial que otros: el enganche visual que tienen Mileena y Kitana de Mortal Kombat, Daenerys Targaryen de Juego de Tronos o clásicas como Lara Croft de Tomb Raider y otras tantas heroínas de videojuegos es innegable. Y ¿los chicos?… En pareja, el personaje de la serie o el videojuego con el que se relacione el de su acompañante (por ejemplo, Princesa Leia-Han Solo); sin pareja, mejor volvamos al apartado de “clásicos vampíricos”…

Ideas sobre lencería y otros juegos de brujas

¿Vas a llevar un sujetador y braguitas nude?… ¡Claro que puedes ponerte lo que quieras!, pero Halloween es una de las pocas noches en que la perfección está al alcance de nuestras prendas. ¿Por qué no aprovecharla?

La lencería es fundamental en la alcoba y hay millones de combinaciones con las que embrujar… y quedar encantada. Usa la que quieras o tu bolsillo pueda permitirse, pero hazlo con picardía. ¿Llevas un corpiño negro? Deja que un corsé rojo se entrevea. ¿Te has puesto una camisa de pirata? Desabrocha los botones para permitir que un sujetador negro fuerte o marrón cuero muestren tu fortaleza.

Es el momento de invocar los principios elementales de la pasión, hechizar a tu víctima y condenarla a una noche de placer. Para ello, hay que saber ser bruja o tener el conjuro dispuesto para que la hechicera se rinda a tus encantos. Utiliza el ingenio cara a cara o con tu varita mágica: envía mensajes picantes con tu móvil y muestra algo de perversión.

Sexo en Halloween: Juegos eróticos

Es una noche para jugar, si vas vestida de bruja a la caza de un ligue, no sueltes carcajadas de bruja, más bien ríete como lo haría Cenicienta. Si tu disfraz es de luchadora, adopta una actitud sumisa y, si eres un hombre… En fin, intenta ser sexy, o al menos, divertido, y lleva una baraja para apostarte lo que tu ligue te quiera hacer, a la carta más alta.

En pareja, los juegos sexuales dependerán de los gustos que tengáis en común y de esas mal llamadas parafilias. Pero aquí van unas sugerencias potentes:

Hace poco, lanzamos un par de sondeos a modo de top 10 de las fantasías eróticas femeninas y masculinas. Mientras escribo estas líneas, los tríos son la sexta y la segunda más votadas por mujeres y hombres, respectivamente. ¿No te sugiere nada?

En esos mismos rankings, la quinta y sexta posiciones las ocupan «ser la sumisa» y «ser el dominante». Si tienes este tipo de anhelos, y puesto que Halloween es la noche ideal, te recomiendo adentrarte en el BDSM o en el bondage con tu pareja. Eso sí, como leerás en nuestros artículos, estas prácticas son especialmente sensibles a una comunicación previa muy sincera. Por decirlo más claro: no debes introducirlas por sorpresa.

Felaciones y cunnilingus: siempre entre lo más anhelado, el sexo oral en Halloween puede adquirir una nueva dimensión interpretando el rol que encaje con tu disfraz. Por ejemplo, puede que tu pareja no se pueda resistir a los cuidados intensivos de una enfermera que, vía oral, le administra lengua… O puede que un fiero pirata quede reducido por el poder pélvico de una amazona cabalgando en crucilingus.

Sexo en Halloween: Sexo o susto

Es lo bueno que tiene el 31 de octubre: no hay que elegir entre sexo o susto. ¡Esto es Halloween! Prepara tus accesorios BDSM; el teaser y las esposas o las cintas atadas a la cama y el antifaz sobre la almohada; coloca el látigo en un sitio estratégico de tu alcoba y recarga tus juguetes para usar en pareja. Porque las brujas no corren, vuelan, y porque los vampiros no muerden, si no quieren pasar la eternidad contigo, Halloween es la excusa perfecta para sacar tus fantasías más anheladas del oscuro submundo del inconsciente. Ilumina la fiesta con un striptease en casa con la persona adecuada o, simplemente, atrévete con algo que siempre soñaste.

Es la noche de las brujas, no te conviertas en calabaza…

Comparte con tus amigos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram